SEGUINOS EN

facebook delplata corrientes facebook delplata corrientes 

Mas de 700 familias laburantes de la cadena de supermercados SUPERMAX salieron a la calles hartos de la incertidumbre que fijó la Juez María Alejandra Antúnez del Juzgado Civil y Comercial número 9 al “legitimar“ un pedido de disolución del estafador Carlos Irigoyen.

Tras la marcha que también llegó a las “empresas” que armó Irigoyen con dinero que fue vaciando del supermercado Supermax, la misma Juez Antúnez retrocedió sobre sus paso, advirtió el grave peligro de una medida arbitraria y decidió enviar todo lo actuado al Centro de Mediación Judicial. Suspendiendo el “pedido de disolución de la sociedad” que había solicitado el imputado Irigoyen.

Con pancartas y el característico uniforme rojo y blanco, los trabajadores de la conocida cadena de supermercados Supermax coparon la plaza céntrica Juan de Vera, marcharon hasta el edificio del Poder Judicial, en la esquina de 9 de Julio y San Juan.Ahora el Doctor Miguel Antonio Benítez seré el encargado de mediar entre Alberto Castro, propietario mayoritario de Supermax, y el multiestafador profesional con matrícula suspendida Carlos Irigoyen.

Comentario


Código de seguridad
Refescar

Más Noticias