SEGUINOS EN

facebook delplata corrientes facebook delplata corrientes 

Las ventas de la cooperativa se reali­zan mediante otras empresas argen­tinas que se encargan de la termina­ción de los zapatos y las botas. Señalan que la reactiva­ción del yacimiento hidro­carburífero Vaca Muerta, provocó una importante demanda de calzados y ropas de seguridad.

En Corrientes, la cooperativa Utrasa sostiene su presen­cia en la planta de San Luis del Palmar con ingentes esfuerzos para ubicar pro­ductos de su marca propia, y vender a otras firmas.

Es así que mediante otras empresas argentinas que se encargan de la termina­ción de los zapatos y botas (colocando las plantillas y suelas), Vaca Muerta se convirtió en el principal destinatario de la pro­ducción de la cooperati­va Unión de Trabajadores Sanluiseños (Utrasa). 

En ese marco existe la intención de retomar la línea de indumentaria de trabajo que daría empleo a unas diez personas más en la cooperativa, para lo cual están analizando las posibles fuentes de finan­ciamiento.

En la reciente visita a la fábrica de calzados con sede en San Luis del Pal­mar, por parte del ministro de Producción, Jorge Vara, tomó contacto con repre­sentantes de la entidad cooperativa constituida por 220 socios -en su ma­yoría ex empleados de la quebrada empresa Gatic-.

En una reunión con Ana María Galarza, presidente de la cooperativa, se abor­daron varios temas rela­cionados con la marcha de la entidad.

En su faz económica, la cooperativa tiene aprobado un proyec­to de reintegros del Fondo de Desarrollo Industrial, destinado a la fabricación de sus propias suelas con goma eva, lo que les permitiría ahorrar en costos, y reem­plazar la compra de cajas de zapati­llas elaborando sus propias bolsas ecológicas.

El ministro ofreció ade­más el Programa de Efi­ciencia Energética, que cuenta con financiamiento para la asistencia técnica, mediante un especialista que diagnostica y elabora un plan de mejoras en la instalación eléctrica de la planta y que si bien conlle­va una serie de inversiones para optimizar el uso de la energía, terminan amor­tizándose con el ahorro generado en el menor con­sumo.

La importancia de la coo­perativa radica en que se trata de una empresa re­cuperada y autogestionada por sus propios trabajado­res a partir de la quiebra de la entonces denominada Gatic S.A. El 26 de octubre del 2004, los empleados lograron la tenencia de la planta. A cambio, la coo­perativa debía garantizar el cuidado de todas las instalaciones con un segu­ro integral.

Luego, el 26 de diciembre de 2004 quedó firme la expropiación y se suspendió la subasta

Comentario


Código de seguridad
Refescar

Más Noticias