SEGUINOS EN

facebook delplata corrientes 

Con una tibia repercusión, los kirchneristas buscan rearmar el esquema que acompañará una inminente candidatura de la “jefa de la banda kk” Cristina Fernández el año entrante.

Faltazo de Camau Espínola y de los intendentes con mayor gravitación territorial. Aunque con caras largas y pocos convincentes, asistencia perfecta de los perdedores Ba$$i y Fabián Rios. No estuvo la Secretaria Ejecutiva del Partido Justiclalista y de reconocido fanatísmo por la kk, Angelina Lesiux. Está presa por corrupta. 

Martín Ascúa, de Paso de los Libres, y José Sanánez, tampoco fueron de la partida que aduló y escuchó a Rossi, Capitanich y Martín Sabbatella. Otro ausente fue el diputado nacional Oscar Macías, quien desde un primer momento se mostró lejos de querer estar bajo las órdenes de CFK.

El kirchnerato intenta reunir la vieja tropa de fracasados tras la derrota sufrida en 2015 y unificar un criterio en Corrientes tras los fracasos sufridos el año pasado en todas las contiendas electorales en las que se presentaron.

Si bien los dirigentes peronistas continúan pidiendo la autocrítica de los popes que llevaron a que actualmente el Partido Justicialista (PJ) esté sumido en una crisis terminal y sin voces calificadas para guiar a la tropa, el sector que lideran Fabián Ríos, Gerardo Ba$$i, Jorge Antonio Romero y José Ruiz Aragón lanzó Unidad Ciudadana en el territorio, sin siquiera el acompañamiento de los intendentes del sello.

En un acto realizado en el polideportivo de San Luis del Palmar, donde se hicieron presente los más conspicuos dirigentes de uno de los regímenes más corruptos que tuvo el país en los últimos años, el cual estuvo encabezado por Cristina Fernández de Kirchner (CFK), lanzaron esta propuesta para enfrentar a Cambiemos el año entrante en las elecciones presidenciales.

Con una pobre convocatoria, el intendente de Resistencia (Chaco), Jorge Capitanich, y los diputados nacionales Agustín Rossi y Diana Conti, estuvieron en el pequeño poblado para hacer críticas al Gobierno que encabeza Mauricio Macri, en lo que aparece como una opción sin plafón dentro del Partido Justicialista (PJ) local, que tiene un posicionamiento mayoritario donde se plantea una alternativa al liderazgo de CFK.

En esta convocatoria faltaron varios dirigentes de fuste, que otrora gravitaron en el justicialismo, como lo es el senador nacional Carlos Mauricio Camau Espínola, y el grupo de intendentes jóvenes que pretende hacerse cargo del partido, en tanto y en cuanto Ríos y Bassi le den el espacio que les corresponde.

Hace algunas semanas, los referentes de Unidad Ciudadana habían estado en la capital, con un paso prácticamente inadvertido. Ni siquiera los medios dieron cuenta de que Rossi y sus muchachos estuvieron en la provincia en pos de buscar armar este espacio que debería culminar con la candidatura de la “compañera jefa” como la candidata a presidente el año entrante.

El problema es que hay una resistencia a escala nacional que esto ocurra, así como en Corrientes, hoy el PJ no tiene un rumbo fijo hacia donde transitar y está totalmente desarticulado.

De hecho, el fantasma de la intervención del distrito sobrevoló en más de una oportunidad, generando nerviosismo en quienes hoy tienen los cargos de la conducción partidaria.

Esta posibilidad se da por el descontento que hay puertas adentro de la escuadra de Perón y Evita, donde los afiliados quedaron a la buena de Dios una vez que el PJ perdió las elecciones del año pasado. 

Comentario


Código de seguridad
Refescar

Más Noticias