SEGUINOS EN

facebook delplata corrientes facebook delplata corrientes 

El exlegislador Manuel Antonio Sussini está acusado de los delitos de privación ilegítima de la libertad, abuso sexual gravemente ultrajante, abuso sexual con acceso carnal agravado por la convivencia de una menor de 18 años y coacción. Actualmente, goza del privilegio de la prisión domiciliaria por razones de salud.

Una de las hermanas víctimas de las agresiones sexuales contó las vivencias traumáticas que atravesaron en el domicilio particular de Sussini.

Sussini, en Virasoro, era vecino de mis padres. Un señor aparentemente normal. Mi hermana es cantante y le ofreció un padrinazgo artístico. Para que ella no se sintiera sola, porque es menor, le dijo a mi hermana mayor que tenía un trabajo para ella como asistente terapéutica. Por eso, las dos se trasladaron a capital al domicilio de Sussini”, recordó una de las hermanas. 

Indicó que “la tortura comenzó con una situación de aislamiento. No permitía a mis hermanas contactarse con mis padres y ni con el mundo exterior. Puso alarmas y medidas de seguridad en toda la casa”.

“La menor de mis hermanas empezó a tener un dolor de muelas. Entones, Sussini le daba un calmantes, lo que provocó que ella pasara muchas horas durmiendo. Una vez me dijo que se acostaba vestida y cerraba su puerta con llave. Pero siempre se despertaba desnuda”, contó. 

Manifestó que “mamá se dio cuenta de que mi hermana, la más chica, se quería ir  cuando en una llamada la escuchó de fondo decir que quería dejar la casa. Logró salir, pero mi otra hermana quiso quedarse para juntar pruebas del delito”. 

Agregó que “Sussini le pidió que le practicara una terapia sexual. Decía que necesitaba enviar muestra de semen al Hospital Italiano de Buenos Aires, una vez por semana. Una situación que nada tiene que ver con un tratamiento de asistencia terapéutica”, relató. 

La hermana mayor logró finalmente escapar con la ayuda de una empleada doméstica. 

“Mi hermana menor fue privada de su libertad. Al momento del cuestionario de la ginecóloga, ella dijo que era virgen y en el peritaje quedó probado que había sido violada en varias oportunidades”, reveló. 

Sussini habría acusado a las hermanas de robarle 50.000 dólares y que la mayor “no cumplió con la asistencia terapéutica sexual”. 

Comentario


Código de seguridad
Refescar

Más Noticias