Fueron importantes los daños y trabajaron durante toda la jornada de ayer para liberar la circulación. Las Mil Viviendas, La Rosada y el Cambá Cuá fueron algunos de los sectores afectados. Llovieron 65 milímetros. En los inmediato no hay un plan contundente de arborización que ayude a variar los golpes del cambio climático.

Con vientos de más de 45 kilómetros por hora, una fuerte tormenta azotó la ciudad durante la madrugada de ayer, generando importantes daños. También cayeron cerca de 65 milímetros, aunque la lluvia no causó grandes complicaciones más allá del mal estado de algunas calles de tierra. 

Por la mañana temprano, pudieron verse árboles caídos en varias zonas de la capital, en algunos casos desplomados sobre la calzada y cortando o restringiendo el tránsito vehicular. También, al caer, algunos arrastraron cables y el tránsito se vio complicado durante una parte importante de la jornada. 

Si bien es cierto que la caída de árboles o ramas de gran tamaño suele ser habitual cuando hay vientos fuertes, llamó la atención la cantidad de episodios de este tipo que se dieron. Sobre esta cuestión, República de Corrientes dialogó ayer con el subsecretario de Gestión Integral de Riesgos y Catástrofes, José Pedro Ruiz, quien señaló que "tuvimos 52 árboles caídos en la ciudad, una cantidad realmente importante". 

"Hace tiempo tuvimos una ESPECIE de  tornado, y ni siquiera en ese momento se alcanzó esta cifra", sostuvo José Ruíz el actual subsecretario de riesgos y catástrofes.

Al respecto, el funcionario recordó que "hace un tiempo, en la primera gestión del intendente Tassano tuvimos una especie de tornado y ni siquiera en ese momento se alcanzó esta cifra".

Basta con repasar el archivo para darse cuenta de que en tormentas que se dieron en los últimos años casi nunca se llegó siquiera a 20 árboles caídos, por lo que la cifra de ayer fue prácticamente el triple de lo medianamente habitual.

Comentario


Código de seguridad
Refescar

Más Noticias