SEGUINOS EN

facebook delplata corrientes 

El senador provincial Ricardo Colombi señaló que es un secreto a voces. El legislador nacional está más preocupado por lograr empatía con el macrismo que con sus “compañeros” peronistas.

El excandidato a gobernador de Corrientes por el Partido Justicialista kirchnerista, actual senador nacional del Frente para la Victoria (FPV), Carlos Camau Espínola, busca acercarse a las huestes de Propuesta Republicana (PRO) buscando una candidatura de acá a 3 años, como represente del partido del presidente.

Así lo dejó de manifiesto el senador provincial Ricardo Colombi en una entrevista radial, donde aseguró que el medallista olímpico definitivamente busca su alejamiento del peronismo kirchnerista, para volcarse a una nueva estratagema política, con la cual seguir manteniéndose como cuadro en el espectro provincial.

Las palabras de Colombi solo vienen a darle entidad a una situación que representa a un secreto a voces. Un hecho que desde antes de las elecciones del año pasado era una realidad: Camau buscó siempre despegarse del proyecto nac&pop.

Es más: tras la derrota de Daniel Scioli en las presidenciales de 2015, su impronta viró hacia una más conciliadora, que buscó demostrar que él no era de la “calaña” de los referentes del kirchnerismo que gobernó el país por una docena de años y que dejó al país sumido en una crisis que muestra coletazos en la actualidad, aunque hasta lo último “durmió” con cada uno de ellos.

“Tengo entendido que está buscando una acercamiento con el PRO y podría ser candidato intendente de Corrientes por el PRO cuando venza su mandato de senador nacional”, dijo Colombi, en lo que representó el encendido de alarmas en la dirigencia justicialista que busca rearmarse de cara a los comicios del año entrante.

“Esta información está en la calle, no la digo yo. Lo dicen funcionarios nacionales y por eso que se da el buen trato, la buena consideración y el acercamiento que tiene a nivel nacional”, dijo Colombi, graficando una situación que se vivió desde que el senador por Corrientes llegó a su banca en la Cámara alta nacional.

Camau ya había realizado un coqueteo con el PRO apenas finalizado el régimen kirchnerista. Había buscado la bendición para ser el candidato a gobernador por Corrientes, hecho que no prosperó ya que el socio natural de Mauricio Macri en Corrientes era el gobernador Colombi.

No obstante, buscó acercarse al macrismo, más allá de los reclamos que le hicieron los propios “compañeros” del PJK local.

Hoy es el mismo escenario, nada más que quienes continúan en la postura opositora a la gestión de Cambiemos han recrudecido los ataques hacia las políticas económicas de este frente como también en lo que refiere a las sociales.

De hecho, en el último encuentro de peronistas pro Cristina Fernández de Kirchner, realizado en San Luis del Palmar, con los referentes del espacio Unidad Ciudadana, el gran ausente fue Camau Espínola.

Evidentemente, el medallista olímpico entiende que propiciar una vuelta de Cristina Fernández como jefa de Estado no es una buena idea, y por ello busca empatizar con Cambiemos, para no terminar nuevamente en el escarnio público que representa una derrota.

Lo cierto es que Camau se siente incómodo dentro de la estructura del PJ. Siente que se encuentra encorsertado en la vieja política, donde la rosca es más importante que la acción que beneficie a la gente, hecho que fue desmitificando el PRO y Cambiemos en el quehacer diario de la política.

Camau, dentro del PJ, debe enfrentarse a la conflictividad de cuestiones que no tienen que ver con el bienestar de los correntinos, sino con cuestiones de egos de conducción en la escuadra de Perón y Evita.

La novela política de hoy lo pone a Camau más lejos del internismo justicialista que como actor. Deberán ser los intendentes y demás referentes del PJ local quienes deban definir qué rumbo tomar, después de haber quedado devastado tras los resultados de las elecciones del año pasado, donde perdieron en todos los turnos.

Comentario


Código de seguridad
Refescar