SEGUINOS EN

facebook delplata corrientes facebook delplata corrientes 

Inquietud de los productores de Corrientes por la falta de equidad en el manejo de la vacunación antiaftosa por parte de FUCOSA. 

Por otra parte llama la atención que un organismo extra estatal, integrado por los mismos productores y que debería defender los intereses de los mismos, termine cayendo en el monopolio de una sola empresa, replicando de la misma manera la apliación solamente por ese organismo, no pudiéndose requerir los servicios de otras firmas que en el país también distribuyen la vacuna a precios más competitivos.

La segunda campaña anual en condiciones de sequía, en plena pandemia, y atados a un solo laboratorio que aplica tasas usurarias, levanta el reclamo del campo correntino. Piden libertad para acceder a la vacunación, como en Chaco y Formosa.

La segunda campaña de vacunación es resistida por los productores por las condiciones en que deben realizarla, con movimiento de hacienda en tiempo de sequía, en momento de parición y con costos usurarios en la financiación, monopolizado por un solo laboratorio en Corrientes.

Los productores ganaderos de la provincia manifiestan encontrarse con una decisión adoptada por la FUCOSA de Corrientes que, dicen, escondería otros intereses, atados a un solo laboratorio proveedor del insumo (Biogénesis Bagó), a un costo altísimo por dosis y con un interés de un 5% mensual por financiación.

Las tasas bancarias en cambio están muy debajo de los intereses que aplica la FUCOSA en el caso de atrasos o financiación del producto.

De por sí el alto costo en una zona ya declarada como libre de aftosa, y la aplicación en una segunda etapa significa algo innecesario, afirman.

La situación tiende a ser denunciada no solo mediáticamente sino ante los organismos nacionales anti monopolio, pues representaría en un grave daño para una economía ya castigada, no solo por el contexto de pandemia, sino por los costos inflacionarios y monetarios.

Los productores estiman que esta situación debería ser controlada por los organismos estatales, tanto de la Provincia como de la Nación, ante la evidente irregularidad que significa de hecho poner bajo el monopolio de una sola firma privada el manejo de la vacunación en la provincia.

La situación en Chaco y Formosa, provincias que también aplican el programa nacional de vacunación contra la aftosa, es totalmente distinta. Allí la libertad de acceder a cualquier laboratorio que comercialice la vacuna es total, permitiendo al productor administrar sus costos, la negociación libre con los fabricantes o comercializadores, y la aplicación con los controles respectivos, sin ninguna dificultad.

Comentario


Código de seguridad
Refescar