SEGUINOS EN

facebook delplata corrientes facebook delplata corrientes 

En una sesión extraordinaria los Concejales de la localidad de Santa Ana, aprobaron una nueva ordenanza consensuada con los vecinos. Además de restablecer ítems de la anterior norma, incorporaron el tratamiento de los desechos locales y una invitación a los pobladores para que presenten propuestas. De esta forma LU$A, la empresa del monopolio ERSA Romero, deberá agudizar su ingenio para ubicar la basura que junta y darle otro destino.
 
La nueva ordenanza, además de restablecer la prohibición del tránsito y depósito de los residuos de otros municipios en Santa Ana, incorporó la necesidad de erradicar el basural a cielo abierto de la localidad y una invitación a los vecinos para que presenten propuestas para el tratamiento de esos desechos. Ahora, el Ejecutivo comunal tendrá 10 días para promulgar o vetar la normativa.

Aproximadamente a las 18.30 comenzó la sesión extraordinaria con pobladores del área urbana, del Ingenio Primer Correntino, del paraje Desaguadero e inclusive una decena de sanluiseños. “Como éramos muchos,  se desarrolló en la vereda del Concejo, frente a la puerta del recinto”, contó uno de los pobladores que participó del encuentro.

Allí, la viceintendenta y presidenta nata del recinto legislativo y los tres ediles procedieron al tratamiento del proyecto de ordenanza que fue elaborado en forma conjunta con los lugareños.

Sobre esto, comentaron a este diario que previamente los concejales se reunieron al menos un par de veces con los asesores técnicos de los vecinos, tanto el especialista en ecología como el profesional del derecho.

“Valoramos este espacio de participación y queremos que quede en claro que no estamos en contra de nuestro intendente, del jefe Comunal de Corrientes, del Girsu y de Lusa. Esto no es nada personal con ninguno de ellos. Lo único que no queremos es que se traiga acá 350, 400 o más toneladas de desechos de otras poblaciones y menos aún que sean depositadas en un terreno que es parte de un humedal”, remarcaron.

Con respecto a que establece la nueva ordenanza que viene a restituir la naturaleza de la aprobada en marzo del 2016 y derogada meses atrás, comentaron que “nuevamente quedó prohibido el tránsito y depósito de residuos de otros municipios en la Comuna de Santa Ana”. Esto -argumentaron- implica volver a establecer la protección del medio ambiente en la localidad.

Pero, además en la norma aprobada ayer por unanimidad “incluye la necesidad de tratar nuestros propios desechos que ahora forman parte de un basural a cielo abierto en el Ingenio Primer Correntino lo cual les afecta en forma directa a quienes viven allí y en el paraje Tacuarí”, comentaron. Al mismo tiempo agregaron que en la ordenanza también se invita a los vecinos a que presenten propuestas para tratar los desechos.

Así, el Concejo de forma unánime se hizo eco del pedido de un grupo de pobladores que objetaba la instalación de una planta que implicara la recepción de desechos de otras comunas que, en una primera fase, contemplaba a la Capital correntina.

No obstante, ahora resta saber si el Ejecutivo municipal promulgará o vetará la norma.

Comentario


Código de seguridad
Refescar